martes, 8 de marzo de 2011

Acerca de los verbos frecuentativos e iterativos





Por considerarlo oportuno, debido a su claridad y sencillez, transcribiré unas notas de Amado Alonnso y Pedro Henríquez Ureña sobre verbos frecuentativos e iterativos:

"En estricto sentido, se llaman frecuentativos los verbos que expresan una acción frecuente o habitual. Iterativos, los que expresan una acción que se compone de momentos repetidos. Tutear, cecear, sesear, [...] cortejar, son ejemplos de verbos frecuentativos, porque indican que la acción se repite con frecuencia, como hábito. Y son más bien iterativos golpear, apedrear, besuquear, corretear, vagabundear, [...] tartamudear, parlotear, [...] picotear, patalear y otros, porque la acción singular de golpear consiste en dar varios golpes (también se puede golpear con un solo golpe), besuquear es una acción singular que consiste en dar muchos besos, etcétera.
Lo decisivo está en si se indica o no una pluralidad de acciones.
[...] Acciones que constan de varios movimientos son temblar, andar, latir, coser, zurcir, esgrimir, talar, urdir, tejer, cavar, etc. Pero se suele reservar el término de iterativos (o de frecuentativos) para aquellos verbos que expresan la pluralidad de movimientos por medio de un procedimiento gramatical. Son, pues, todos verbos derivados. En nuestra lengua, es uno de los oficios del sufijo -ear [...] picotear, [...] parlotear, golpetear, corretear, canturrear, temblequear, castañetear, bailotear [...]".